Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2017

Keto-brownie del minuto (LCHF)

Otra propuesta de desayuno que, bien mirada, no es más que una variante achocolatada (achocolated) del panecillo del minuto o de los famosos mug cakes. No lleva azúcar para nada y, aunque hay gente que hace estas cosas con endulzantes, nosotros creemos que no le hace falta. Así se aprecia mejor la calidad de los huevos, de la mantequilla y, sobre todo, del cacao. Lo mejor de todo, es que en menos de 5 minutos, con preparación incluida, tienes un desayuno espectacular y, gracias a las nueces y el cacao, rico en magnesio.
Ingredientes1 huevo grande1 cucharada generosa de mantequilla (sin miedo)1 cucharada de aceite de coco, ya líquido (opcional, se puede sustituir por aceite de oliva suave, virgen extra siempre)1 chorrito de nata1 cucharada colmada de cacao puro en polvo1 cucharada de harina de almendra colmada (esto hay que ajustarlo al final, queremos que quede textura "papilla de niños", si queda muy líquida se añade un poquito más)2 cucharaditas de harina de coco1 cuchara…

Alioli (con huevo) con Thermomix

Ya teníamos la recta del alioli-lactonesa pululando por el blog, nos faltaba probar la versión del alioli con huevo. Sí, ya sabemos que si nos ponemos puristas, la cosa ni se hace con huevo ni con leche, sino con ajo, aceite y energía (y es muy complicado). Es una receta para Thermomix, pero se supone que las cantidades y el procedimiento para hacerlo con batidora o con otro tipo de robot sería similar. Bueno, y nadie dice que no se pueda hacer a mano.
En el caso de la Thermomix, buceando por internet vemos que mucha gente usa la mariposa. Pues bien, no dudamos de que así se consiga emulsionar el alioli, pero oye, que nosotros no hemos podido. Así que la receta que ponemos aquí va sin mariposa. La foto no es muy sugerente, lo sabemos, pero es para que se vea cómo queda el vaso.
Ingredientes1 huevo2 dientes de ajo (3 si estás valiente)Media cucharadita de sal (unos 2 g, ojo, salado???)200g de aceite de oliva. Se puede poner girasol, o mezclar 150 de girasol y 50 de oliva, o 175 y 25. …

Pan de masa madre y levadura a la cazuela

Madre mía, si todavía tenemos por aquí recetas sin publicar sobre panes de verdad. Por fin nos hicimos con una cazuela apta para ser introducida en el horno y, de esta manera, continuar con la fiebre panadera. Y se lo hemos de agradecer a la yaya Raquel, que con su espectacular cambio de cocina, las perolas que tenía no le valen, pues no sirven para inducción.
¿Por qué mola hacer pan en cazuela?  Simplemente, porque los hornos domésticos ni llegan a la temperaturas de los profesionales, ni suelen tener opción de introducir vapor. De hecho, algunos hornos no soportan muy bien que los conviertas en una sauna. Bueno, pues todo esto se soluciona con la cazuela, que no deja escapar la humedad y permite una transferencia de calor óptima para nuestros propósitos.

¡Qué pesado con la humedad! Queridos lectores, la humedad es un factor de suma importancia en la fase inicial en el horno. Es lo que permite que se forme una corteza gorda y crujiente, estupendo sostén estructural de barcos en mare…

Mini pseudo-pizzas LCHF

Seguimos explorando las posibilidades culinarias del "panecillo del minuto". Resulta que con dos panecillos podemos hacer unas 9-10 minipizzas la mar de majas. Y cada comensal puede poner lo que más le guste en cuestión de quesos, o añadidos varios. Y quedan bastante bien. De hecho, el tomate y el orégano que se añaden a la masa ayudan a disfrazar el posible regusto a tortilla del asunto.
Ingredientes1 huevo (unos 50-60 g)Aceite de oliva (15 g)2 cucharadas de harina de almendras, o harina de coco, o mezcla. Para estas pizzas, la textura que nos tiene que quedar es tipo papilla de niños, tirando a espesa. Si la dejamos muy clarita podría tener agujeros y se escurriría el tomate.1 cucharadita de tomate frito y otra de queso freso batido (o el que nos parezca).Sal y oréganoOpcional: media cucharadita de psyllium. Lo que queramos para poner encima. Las minipizzas de las fotos llevan mozzarella, gouda, rulo de cabra, salmón y gorgonzola, además de un poco de tomate. Otras ideas …

Pan del minuto LCHF

Seguimos dejando aquí ideas para una alimentación con menos hidratos y más grasas (tipo LCHF). Si estás acostumbrado a desayunar una tostada (o varias, jeje) o unas magdalenas o unos cereales y, de repente, decides cortar hidratos, pareciera que se acerca el fin del mundo.
Pues no. Una simple tortilla con queso y espinacas hace el papel de desayuno a la perfección. O unos huevos escalfados con salmoncito ahumado. O la receta que dejamos aquí y que se conoce en internet como el pan o panecillo del minuto, en su versión LCHF. Lo bueno es que si tenemos que desayunar fuera, sirve perfectamente como bocata. Basta ponerle un poco de salmón, embutido o lo que queramos.
Ingredientes1 huevo (unos 50-60 g)Aceite de oliva (15 g)2 cucharadas de harina de almendras, o harina de coco, o mezcla. El máximo a añadir es el mismo peso que el huevo, 50-60 g, queda bastante apretado (las fotos son de esta manera). Si echamos menos, queda más esponjoso y con agujeritos. SalOtros ingredientes opcionales: …

Paella a nuestro gusto

Bueno, bueno... la paella. Vamos a escribir la receta que solemos hacer nosotros principalmente porque queremos tenerla a mano en verano cuando se tercia una paella para invitar a la familia a comer. Nuestra cuñada, que es valenciana, nos ha prohibido llamar a esto paella valenciana, y tiene razón, de ahí el título que le hemos puesto a la receta. Los ingredientes básicos no tienen duda: el arroz, la carne (pollo y/o conejo) pero en el resto... cada uno hace lo que le viene en gana.

Sea como sea, la paella levanta pasiones. Y, de hecho, una de nuestras entradas más exitosas es la calculadora para paella basada en la tabla de Vicente Velarte que aparece en el libro La Paella Valenciana, del ADN al I+D+i,

Los ingredientes de la discordia
Algunos levantan pasiones, y otros, profundos resentimientos. Tanto, que hay iniciativas para encontrar la receta más pura de la paella. Pero la conclusión es siempre la misma, porque aunque haya combinaciones más elegantes que otras, lo cierto es que h…