Ir al contenido principal

Galletas "callaniños" de chocolate

Aquí va la versión de nuestras galletas especial para niños. Lo de llamarlas callaniños es un invento de la yaya y los nietos para denominar las galletas tipo cookie americana con trocitos de chocolate, que les encantan desde pequeños (os podéis imaginar de dónde viene el nombre). Los niños dicen que esta versión está más rica que las comerciales y, desde luego, en ingredientes saludables la diferencia es abismal. Además, cuesta muy poquito prepararlas, sobre todo si tienes un robot tipo Thermomix.





Detalle de galletas en otra prueba que hicimos poniendo 
más copos de avena enteros en lugar de triturados en harina.


Ingredientes (para 350g, unas 25-30 galletas)

  • 70g de harina de avena
  • 50g de copos de avena
  • 50g de harina de frutos secos (40g de almendras, 10g de nueces)
  • 10g de harina de semillas (5g de sésamo, 5g de chía)
  • 20g de coco rallado o harina de coco
  • 20g de harina de espelta (más sana si es integral o al menos semi-integral). También puede ser de trigo o incluso sustituirla por harina de almendra.
  • 20g de azúcar vainillado casero de caña ecológico (se puede sustituir todo o en parte por miel o  incluso por unos 3g de hojas de stevia)
  • 3g (1 cucharadita) de canela molida
  • 1g de vainilla molida. Si hemos usado azúcar vainillado podemos suprimirlo o echar menos.
  • Jenjibre en polvo (opcional)
  • 1 huevo y medio
  • 15g (1 cucharada) de aceite de coco, suave de oliva o de girasol (siempre virgen extra de extracción en frío).
  • 10g de mantequilla ecológica
  • 25g de trocitos de chocolate lo más negro posible


Calculadora de ingredientes

Introduce la cantidad del ingrediente que deseas tomar como referencia y pulsa la tecla enter o calcular.






Preparación

1. En la Thermomix preparamos la harina de avena con copos de avena. Trituramos unos 10 segundos a velocidad 10. Reservar.

2. A continuación hacemos lo mismo con los frutos secos y semillas. Las trituramos unos 10 segundos a velocidad 10. Si el coco es rallado lo añadimos también para convertirlo en harina de coco. Reservar.

3. Trituramos el chocolate en porciones. Podemos hacerlo a mano con cuchillo y una tabla, o bien en la Thermomix durante unos segundos a velocidad 6. No hay que pasarse porque se quedará demasiado triturado. Sacaremos los trocitos grandes para decorar y si queda algo de polvo de chocolate lo dejamos en el vaso para que quede en la masa de las galletas, le dará otro color al resultado final y parecerán más a la cookies que venden.

4. Ponemos en el vaso el azúcar vainillado (o la miel), la vainilla, la canela, y opcionalmente el jengibre. Trituramos varios segundos a velocidad máxima.

5. Añadimos a lo anterior en el vaso de la Thermomix el huevo, la mantequilla y el aceite virgen extra de extracción en frío (si lo elegimos de coco le dará un sabor muy rico pero si no tenemos nos sirve un aceite suave de oliva o de girasol). Batimos unos segundos a velocidad 4-5.

6. Añadimos las harinas de espelta, avena, coco y frutos secos/semillas. Volvemos a batir a velocidad 4-5 hasta que quede una mezcla homogénea. Terminamos de mezclar con velocidad espiga.

7. Finalmente añadimos los copos de avena, Terminamos de mezclar un par de minutos a velocidad espiga.

8. Dejamos reposar la masa unos 15 minutos en el frigorífico.

9. Precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y ventilador si lo tenemos.

10. Cuando la masa esté lista con ayuda de una cuchara vamos cogiendo montoncitos y formando las galletas sobre un papel de hornear. Las dejaremos bastante planitas para que queden más crujientes y no hace falta separarlas mucho unas se otras porque no se expanden. Les podemos dar forma con moldes para galletas o dejarlas más o menos redondeadas a mano. Por encima les colocamos los trocitos de chocolate y aplastamos para que se quede el chocolate un poco incrustado.

11. Se hornean a 170º-180ºC durante unos 10-15 minutos en la bandeja del horno a una altura media-alta. Si ponemos ventilador la tendremos menos tiempo o a temperatura un poco más baja para que no se quemen. Tienen que coger un ligero tono dorado sin quemarse. Las vamos vigilando y cuando estén listas las sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla para que no se reblandezcan.

Conservación

En una lata de galletas se guardan muy bien.



Comentarios

Recetas más visitadas

Calculadora para paella

Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

Judías verdes con olla express

Potitos caseros de fruta con Thermomix

Pan del minuto LCHF