Ir al contenido principal

Garbanzos con pimientos rojos asados

El otro día, estábamos de viaje, y queríamos comer en casa pero algo fácil y rápido de hacer, así que compramos unos botes de garbanzos, una cebolla, unos ajos, unos pimientos rojos,... y este es el resultado. Nosotros asamos en una cazuela los pimientos, pero si los compras en conserva todavía es más rápida la receta.

Para completar el plato y que fuese plato único, le pusimos un huevo frito por encima en cada plato.

Lo repetiremos, sin duda, pero casi mejor con garbanzos cocidos en casa.

No olvidéis visitar nuestra entrada del blog con trucos para la cocción de las legumbres aquí.


Ingredientes (4 personas)

  • 300g de garbanzos en seco (si son cocidos serán unos 800g)
  • Agua para el remojo y la cocción (mejor mineral baja en sodio) 
  • 100g de cebolla
  • 500g de pimiento rojo
  • 3 dientes de ajo
  • 4 huevos
  • Pimentón dulce
  • Especias y/o hierbas al gusto
  • Aceite de oliva
  • Sal

Calculadora de ingredientes

Introduce la cantidad del ingrediente que deseas tomar como referencia y pulsa la tecla enter o calcular.






Preparación

1. Si vamos a cocer los garbanzos en casa:
    • Lavar los garbanzos con agua del grifo y después poner a remojo para hidratarlos en agua fría o del tiempo (mejor mineral blanda) durante unas 8 horas. El tiempo del remojo depende de la legumbre, así que lo mejor es seguir indicaciones del paquete. 
    • Pasadas las 8 horas, tirar el agua del remojo, lavar bien debajo del grifo los garbanzos.
    • Poner los garbanzos en la olla express. Añadir agua justo hasta cubrir junto con una hoja de laurel, cominos y un poco de alga kombu, todo ello para evitar las futuras flatulencias. Se pueden añadir otros condimentos al gusto de cada uno. Cerrar la olla y mantener a fuego alto hasta que suba la presión y después a fuego bajo durante 30-40 minutos dependiendo del tipo de garbanzo (leeremos las instrucciones del paquete). A continuación apagar el fuego y mantener la olla sobre el fuego de la vitrocerámica para terminar de cocer con el calor remanente. En gas o inducción añadir más tiempo a fuego bajo.
    2. Preparar los pimientos asados. Lo ideal es asarlos al horno como explicamos en esta receta. Pero tranquilos, si os apetece algo más rápido, podéis hacer un sucedáneo de pimientos asados con la sartén en lugar del horno, con poquito aceite y bien lentitos, tal como explicamos en esa misma receta. El resultado es muy bueno, así que os lo recomendamos sin dudar. Claro que es todavía más cómodo comprarlos ya asados, pero el sabor no tiene comparación.

    3. Cuando retiremos los pimientos, en esa misma sartén o cazuela, echamos la cebolla en taquitos con aceite de oliva y sofreímos lentamente. Casi al final añadimos unos ajos picados, el pimentón y las especias o hierbas al gusto. Cuando esté listo el sofrito lo incorporamos a la cazuela de los garbanzos, añadimos también los pimientos y mantenemos un poco a fuego lento todo para que se mezclen los sabores.Si los garbanzos son en conserva mejor lavados y bien escurridos.
    4. Si te apetece, añadir un huevo frito o a la plancha a cada plato.

Conservación

Perfectos en la nevera.



Comentarios

Recetas más visitadas

Calculadora para paella

Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

Judías verdes con olla express

Zanahoria rallada con Thermomix

Rancho aragonés