Ir al contenido principal

Garbanzos salteados con espinacas

Como ya sabéis, comer legumbres un par de veces por semana es muy importante para nuestra salud, y aunque hace poquito que os mostramos la receta de garbanzos con fideos y mejillones, hoy os invitamos a probar esta otra. Saludable, sencilla, bonita y riquísima. Lo tiene todo.

En esta ocasión acompañamos los garbanzos con espinacas frescas. Y para que este plato sea completo del todo le añadimos también el huevo duro.


No olvidéis visitar nuestra entrada del blog con trucos para la cocción de las legumbres aquí.

Ingredientes (3 personas)

  • 400g de garbanzos
  • 300g de espinacas frescas
  • 120g de cebolla, mejor tierna o dulce
  • 2 dientes de ajo
  • 20g de tomate natural o frito
  • 2 huevos duros
  • Pimentón dulce al gusto
  • Sal
  • Aceite de oliva

Calculadora de ingredientes

Introduce la cantidad del ingrediente que deseas tomar como referencia y pulsa la tecla enter o calcular.






Preparación


1. Dos opciones, utilizar garbanzos secos y cocerlos nosotros o bien utilizar un bote de garbanzos en conserva ya cocidos. Por supuesto, mucho más sana y sabrosa la primera opción, pero si vamos justos de tiempo, elegiremos la segunda.
  • Si cocemos los garbanzos secos nosotros mismos: Poner a remojo en agua (mejor mineral) durante 8 horas los garbanzos. Añadir al agua del remojo sal. Pasadas las 8 horas, tirar el agua del remojo, lavarlos y poner los garbanzos en la olla express. Añadir agua hasta cubrir y cerrar la olla. Mantener a fuego alto hasta que suba la presión y después a fuego bajo durante 30-40 minutos dependiendo del tipo de garbanzo (leeremos las instrucciones del paquete). A continuación apagar el fuego y mantener la olla sobre el fuego de la vitrocerámica para terminar de cocer con el calor remanente. En gas o inducción añadir más tiempo a fuego bajo. Cuando se pueda abrir la olla escurrimos los garbanzos pero conservamos el caldo de la cocción para echarlo a nuestra receta en lugar de agua.
  • Si utilizamos garbanzos cocidos en conserva: Simplemente abrimos el bote y los escurrimos bien desechando el caldo que viene en la conserva.
2. Cocer los huevos mientras preparamos el resto. Poner en un cazo agua con un poco de sal y vinagre. Cuando se caliente un poquito añadimos los huevos lavados de forma que el agua les cubra. Llevamos a ebullición y mantenemos durante 10-15 minutos. Cuando acabe el tiempo lavar inmediatamente con agua fría los huevos para que se pelen bien después. Cuando se enfríen, quitar la cáscara, cortar en rodajas y reservar. Consulta los trucos de Jarita para la cocción de los huevos aquí.

3.Troceamos la cebolla en cubitos pequeños y los ajos también. Reservar.

4. Elegimos una cazuela o sartén grande y cubrimos bien el fondo con aceite de oliva. Echamos la cebolla troceada y mantenemos a fuego medio. Cuando se quede transparente, añadimos los ajos. Cuando se dore todo un poquito, echamos la salsa de tomate, mantenemos un minuto y a continuación añadimos el pimentón. Rehogamos todo durante unos minutos sin que se queme.

5. Ahora añadimos las espinacas limpias y seguimos rehogando hasta que se pierdan la mitad del volumen. Salpimentar un poco sin pasarnos.



6. Por último echaremos los garbanzos y los huevos duros en rodajas. Salteamos todo unos minutos y listo.



Comentarios

Recetas más visitadas

Calculadora para paella

Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

Judías verdes con olla express

Azúcar glass con Thermomix

Potitos caseros de fruta con Thermomix