Ir al contenido principal

Langostinos frescos cocidos

Si algo no puede faltar en las cenas y comidas de Navidad son los langostinos. Triste destino el de estos simpáticos crustáceos, el acabar embadurnados en mayonesa o salsa rosa... pero es que están tan buenos. Y si no dejaran ese olorcillo en las manos, ya sería la pera. Aunque hay quien los limpia con cuchillo y tenedor, en casa somos más de atacarlos con las manos. Y por sorpresa, no sea que se escapen, jeje.

El puntazo total es comprarlos de la máxima calidad posible y cocerlos en casa. El procedimiento es sencillo, como veréis, pero hay un par de detalles que conviene tener muy presentes para que resulten jugosos y de pelabilidad fácil.

Ingredientes

  • 1 kilo de langostinos frescos y gordos
  • 4 o 5 litros de agua (o lo que quepa en media olla grande)
  • 1 limón
  • 3 cucharadas de sal gorda
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharada de pimienta en grano
  • Mayonesa
  • Salsa rosa

Preparación


1. Cogemos una olla grande y la llenamos de agua hasta la mitad. Añadimos la sal, el laurel, el limón partido por la mitad y la pimienta en grano. Lo ponemos a hervir.

2. Cuando hierva bien añadimos los langostinos todos a la vez sin bajar el fuego, con cuidado no nos salpique y nos quememos. Aunque el agua dejará de hervir, mantenemos el fuego al máximo. Cuando veamos que arranca otra vez a hervir ligeramente, es decir, vemos que se mueve algo el agua, mantenemos 2 minutos más atentos al momento en que los langostinos cambian de color. Entonces los sacamos del agua. Habrán pasado unos 5 minutos aproximadamente desde que los echamos al agua. Es importante que no se nos pasen, pues quedarán blandos.

3. Tendremos preparado un recipiente con agua helada, con hielos. Una vez escurridos los langostinos, se echan rápidamente en el agua helada para cortar la cocción. Dejamos 10 minutos en el agua fría, y si vemos que el agua se calienta, echamos más hielos. Después se escurren y se mantienen en frío hasta su consumo.

4. Servimos acompañados de mayonesa y/o salsa rosa.



Conservación

Perfectos en la nevera. No suelen sobrar, pero si llega el caso, te apañan las cenas posteriores. Cuenta las leyendas que hay quien se hace un bocata de langostinos.

Comentarios

Recetas más visitadas

Calculadora para paella

Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

Judías verdes con olla express

Potitos caseros de fruta con Thermomix

Azúcar glass con Thermomix