Ir al contenido principal

Sardinas de pico o de aguja con tomate

Parece que son muy típicas por Aragón, siendo degustadas con fruición, especialmente por nuestros mayores. Se suelen hacer así, con tomate, como explicamos en esta receta.

Su sabor es algo más suave que las sardinas normales, su carne es más firme y son más bonitas, para qué nos vamos a engañar.





Ingredientes

  • Sardinas de pico o de aguja
  • Tomate frito, casero mejor
  • Romero
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación

1. Limpiar las sardinas quitando las vísceras. En otros pescados nos gusta quitar también la cabeza, pero estas son tan bonitas así enteras que nos da pena. Lavar bien. Recomendamos congelarlas a una temperatura igual o inferior a –20º C durante un periodo de al menos 24 horas para evitar contraer la enfermedad por anisakis. Más información aquí.

2. Una vez descongeladas, se prepara una sartén lo suficientemente grande para que después quepan todas las sardinas sin amontonar unas con otras y echamos un buen chorrito de aceite. Ponemos a calentar ese aceite.

De aquí a la sartén.

3. Cuando esté caliente el aceite añadimos las sardinas ligeramente enharinadas. Dejamos que se hagan por ambos lados. Un par de minutos por cada lado será suficiente. Hay que darles la vuelta con mucho mimo, de lo contrario se nos van a destrozar. Al dar la vuelta espolvoreamos bien con romero y un poquito de sal.

4. Cuando ya estén cocinadas, echamos el chorrito de vino blanco y dejamos que reduzca un pelín para que evapore el alcohol. A continuación bajamos el fuego y añadimos el tomate frito, si es casero, mejor que mejor. Tenemos una tapa a mano por si empieza a salpicar mucho, pues el tomate frito es muy traidor en la sartén. Dejamos unos minutos a fuego bajo para que el tomate se haga un poquito y se mezcle con las sardinas y listo!!



De aquí al plato.

Conservación

Muy bien en la nevera. Incluso sirven para hacerse un bocata (después de haber quitado las raspas).

Comentarios

Recetas más visitadas

Calculadora para paella

Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

Judías verdes con olla express

Potitos caseros de fruta con Thermomix

Pan del minuto LCHF