Ir al contenido principal

Garbanzos con bacalao

Receta sencilla de garbanzos... pero muy rica. Típica para los días de vigilia en Cuaresma y Semana Santa. ¡No dejéis de probarla!

Hemos usado bacalao por ser típico de esta época, pero la receta original nos viene del pueblo donde lo hacían con congrio seco o rancio al estilo bilbilitano.

Por la zona de Calatayud (Zaragoza) es típico usar "congrio rancio"  en salazón. Los bilbilitanos empezaron a incluir el congrio seco a sus fogones hace más de cinco siglos y se produce exclusivamente en los secaderos de la localidad coruñesa de Muxía para enviar dicha producción, casi en su totalidad, a Calatayud. El congrio a la bilbilitana y los garbanzos con congrio son los platos estrella de la variada cocina de esta localidad aragonesa.

No olvidéis visitar nuestra entrada del blog con trucos para la cocción de las legumbres aquí.


Ingredientes (4 personas)

  • 360 g de garbanzos
  • 100 g de bacalao en salazón (o de congrio seco)
  • Agua para el remojo (mejor mineral) y la cocción
  • Sal
  • 2 ajos
  • Perejil picado (mejor fresco)
  • 1 hoja de laurel
  • 2 rebanadas de pan
  • 2 huevos
  • Pimentón dulce
  • Aceite de oliva

Calculadora de ingredientes

Introduce la cantidad del ingrediente que deseas tomar como referencia y pulsa la tecla enter o calcular.






Preparación

  1. Lavar los garbanzos con agua del grifo y después poner a remojo para hidratarlos en agua fría o del tiempo (mejor mineral blanda) durante unas 8 horas. El tiempo del remojo depende de la legumbre, así que lo mejor es seguir indicaciones del paquete. Añadir al agua del remojo sal y el trozo de bacalao en salazón (o el congrio rancio). Si ponemos bacalao en salazón, lo lavamos bien debajo del grifo del agua y como estará salado todavía, no echaremos sal al agua de remojo.
  2. Pasadas las 8 horas, tirar el agua del remojo, lavar bien debajo del grifo los garbanzos.
  3. Poner los garbanzos y el bacalao en la olla express. Añadir agua hasta cubrir y cerrar la olla. Mantener a fuego alto hasta que suba la presión y después a fuego bajo durante 30-40 minutos dependiendo del tipo de garbanzo (leeremos las instrucciones del paquete). A continuación apagar el fuego y mantener la olla sobre el fuego de la vitrocerámica para terminar de cocer con el calor remanente. En gas o inducción añadir más tiempo a fuego bajo. 
  4. Cocer los huevos. Poner en un cazo agua con un poco de sal y vinagre. Cuando se caliente un poquito añadimos los huevos lavados de forma que el agua les cubra. Llevamos a ebullición y mantenemos durante 10-15 minutos. Cuando acabe el tiempo lavar inmediatamente con agua fría los huevos para que se pelen bien después. Cuando se enfríen, quitar la cáscara, cortar en rodajas y reservar. Consulta los trucos de Jarita para la cocción de los huevos aquí.
  5. Poner en una sartén el aceite y los ajos pelados. Sofreír un pelín, sin que lleguen a tostarse los ajos. y añadir las rebanadas de pan un poco troceadas y el perejil picado. Rehogar un minuto y retirar del fuego.
  6. Poner en un mortero los ajos, el perejil y el pan frito y triturar todo bien para preparar el majado. 
  7. Echar en la misma sartén unos 300ml del agua de cocción de los garbanzos y pimentón al gusto. Llevar a ebullición y después bajar a fuego medio para añadir el majado junto con los huevos duros cortados en trocitos. Mantener unos minutos al fuego.
  8. Tirar el resto del agua de cocción de los garbanzos (quizá no sobre nada) y añadir en la olla la salsa que tenemos en la sartén. Mezclar bien y se puede mantener todo 2 o 3 minutos a fuego medio cuidando que no se agarre. 


Conservación

Perfectos en la nevera.




Comentarios

Recetas más visitadas

Calculadora para paella

Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

Judías verdes con olla express

Montaditos de palitos de cangrejo con Thermomix

Potitos caseros de fruta con Thermomix