Ir al contenido principal

Tarta semiesférica R2D2 rellena de mousse

Os mostramos hoy otra tarta adornada con fondant, pero esta vez, y aunque no lo parece por lo bonita que ha quedado, no lleva tanto fondant como podríamos pensar. Esta receta es casi una novela, pero es que estas tartas son muy elaboradas, y no nos extraña que sean tan caras, si sumamos a los materiales tanta mano de obra. Veamos cómo las hace nuestra artista de las tartas, la tía Bea:

Esta vez me tocó cumplir años a mí y por fin pude elegir la temática de la tarta y los sabores. Aunque incluí también chocolate, para los más golosillos de la casa. La temática, como no podría ser de otra forma, y haciendo juego con el sable de luz de Darth Vader que decora mi salón: STAR WARS.

Ya había estado practicando las tartas en semiesfera y las ideas que me rondaban la cabeza eran hacer la "Estrella de la muerte" o a mi querido androide "R2D2". Me pareció más apropiado para un cumpleaños el R2D2, aunque ver cómo se destroza la Estrella de la Muerte a medida que se va sirviendo también hubiera estado curioso. ¡¡¡¡Sería como convertir la Estrella de la Muerte del episodio IV en la del Retorno del Jedi!!!! Lo dejamos para otra ocasión.

Para el relleno, aprovechando las frutas de temporada, hice un bizcocho de limón y cereza que luego iba bañado por almíbar de cereza para que quedara bien jugosico. También la rellené de mousse de chocolate y mousse de cereza:
  • La mousse de chocolate, la misma que en la receta de @magiaenmicocina, pero la mitad de cantidad, que yo la hice toda y aún estoy comiendo mousse. Aunque se puede congelar la que sobra sobra y esta mmmmmmmmmmmm riquiiisima!!
  • Para la mousse de cerezas, cogí ideas de aquí y allá. Importante que las cerezas sean buenas y sabrosas, si no sólo sabrá a nata.


Para la cobertura: El cumple era de adultos y me negaba a recubrirlo todo de fondant... porque sí, muy bonitas, pero a ver qué adulto se come con gusto todo ese azúcar. Vale, puede haber algún goloso que le guste, pero es una bomba. Así que para el fondo opté por una cobertura de chocolate blanco y para los detalles de colores (sobre todo azules, pero también algunos detalles en negro, rojo y blanco) no tuve más remedio que usar fondant, pero esta vez fondant de mazapán, que sigue siendo una cosa superazucarada pero la almendra le da un puntillo diferente y más comestible para la mayoría de los mortales. Eso sí, se moldea peor que el fondant normal.

El resultado simplemente ¡impresionante! Primero, expondré los ingredientes, y luego, cómo hacer cada pieza del puzzle. Antes de ponerte a hacer nada, no seas perezoso y lee todo:



Ingredientes 

El tamaño de la tarta con estos ingredientes es de 20 cm de diámetro y unos 10 de altura, que da para unas 15 personas sin pasarse con los trozos. Como molde usé el del ikea de acero inoxidable. No hace falta untarlo de nada, se desmolda muy bien, gracias al almíbar.

Para el bizcocho:
  • 590g de azúcar
  • 140ml aceite de oliva suave
  • Ralladura de 1 limón
  • 330ml leche
  • 470g harina
  • 4 cucharaditas de levadura en polvo química
  • 1 cucharadita de sal
  • Un puñado de cerezas deshuesadas cortadas al gusto
  • 6 claras de huevo
Para el almíbar de cerezas:
  • Los huesos de todas las cerezas que vayas a usar (si conservan algún trocito de fruta le dará más sabor al almíbar)
  • 20g de azúcar
  • 100ml de agua
  • Zumo de un limón recién exprimido
Para la mousse de chocolate:
  • 125g de chocolate de cobertura
  • 250ml de nata para montar
  • 1 clara y media de huevo
  • 1/2 sobre de gelatina (o 3 láminas)
  • 75ml de leche
  • 25g de azúcar
Para la mousse de cerezas:
  • 300g de cerezas
  • 200ml de nata para montar
  • 3 claras de huevo
  • 1/2 sobre de gelatina (o 3 láminas)
  • 50ml de agua
  • 50g de azúcar
  • Zumo de limón
Para decorar:
  • 400g de chocolate blanco de cobertura
  • 200g de fondant azul de mazapán
  • Algun trocico de fondant negro, rojo y blanco para las pequeñas decoraciones.

Preparación

1. Para el bizcocho:
  • Precalentamos el horno a 170ºC.
  • Ponemos el aceite, el azúcar, la ralladura de limón y las cerezas en un bol y batimos hasta que los ingredientes queden bien incorporados. Poco a poco añadimos la leche y batimos hasta que se incorpore.
  • En otro bol, mezclamos la harina con la levadura y la sal. Añadimos a la mezcla anterior en tres o más veces batiendo bien tras cada incorporación, nos debe quedar una masa homogénea.
  • Aparte, montamos las claras a punto de nieve. Yo reservo un poco del azúcar para añadirlo mientras monto las claras, para estabilizarlas. Una vez bien montadas, las añadimos a la masa con una pala y mezclamos con movimientos envolventes con cuidado de que no pierda el aire.
  • Horneamos unos 25 min. Lo hornearemos en tandas, a mi me dio para 4, llenando 3 bandejas y media. Vertemos la masa sobre la bandeja del horno, previamente colocado el papel del horno. Repartimos la masa sobre toda la bandeja. El grosor debe ser mínimo porque lo que queremos es que el resultado de la plancha de bizcocho horneado sea como de 1 cm, para que sea moldeable sin romperse. Para mi R2D2 necesité 3 planchas, una para la superficie semiesférica, otra para la tapa de abajo y un círculo intermedio y otra para ampliar la semiesfera (y sobraron retales para deleitarnos)


2. Mientras se hornea preparamos el almíbar de cerezas:
  • Primero hay que deshuesar las cerezas y reservar la carne de la fruta para el mousse ya que de momento utilizaremos sólo los huesos para el almíbar. Si los huesos conservan algún trocito de fruta casi mejor, ya que le dará más sabor al almíbar. 
  • Ponemos el zumo de limón, los huesos de cereza de los 300g de cerezas (o más, va al gusto) necesarias para este pastel, el azúcar y el agua en un cazo y lo llevamos a ebullición a fuego lento y lo tenemos hirviendo hasta que reduzca a la mitad. 
  • Reservamos.


3. Para la mousse de chocolate:
  • Montar las claras a punto de nieve y cuando esté a punto añadirle la mitad del azúcar y terminar de montar. Reservar en la nevera.
  • Montar la nata con el resto del azúcar y reservar también en la nevera.
  • Derretir el chocolate al baño maría (o al microondas pero con cuidado de que no se queme). 
  • Por otro lado hidratar la gelatina en 20ml de leche. El resto de la leche (55ml) la ponemos en un cazo y la calentamos (sin que llegue a hervir), para después añadirle la gelatina hidratada en la leche y removerla hasta su perfecta disolución. 
  • Vamos ahora volcando la leche caliente en el chocolate hasta conseguir mezclarla uniformemente para que nos quede una crema. Dejar entibiar.
  • Una vez que tenemos la crema de chocolate tibia, le añadimos un poco de la nata montada y mezclamos enérgicamente para igualar texturas. Seguidamente añadimos el resto de la nata montada, pero lo hacemos suavemente, con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba, para darle aire a la mezcla. Por último, añadimos las claras montadas, integrándolas de la misma manera que la nata, o sea, con movimientos suaves y envolventes, para que no se nos baje la preparación.


4. Vamos ahora con el mousse de cerezas, que es bastante similar al de chocolate.
  • Montar las claras a punto de nieve, cuando esté a punto, añadirle 20g del azúcar y terminar de montar, reservar en la nevera.
  • Montar la nata con 20g del azúcar y reservar en la nevera.
  • Poner en un cazo las cerezas con 40ml de agua y un chorrito de zumo de limón. Calentarla sin que llegue a hervir.
  • Hidratar la gelatina con el resto del agua y añadirlo al cazo con las cerezas. Mezclar hasta diluir la gelatina perfectamente. Dejar entibiar.
  • Una vez que tenemos la mezcla de cerezas tibia, le añadimos un poco de la nata montada y mezclamos enérgicamente para igualar texturas. Seguidamente añadimos el resto de la nata montada, pero lo hacemos suavemente, con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba, para darle aire a la mezcla. Por último, añadimos las claras montadas, integrándolas de la misma manera que la nata, o sea, con movimientos suaves y envolventes, para que no se nos baje la preparación.


5. Nos toca el montaje de la tarta. Como va a ser R2D2 necesitamos crear la semiesfera y luego varias planchas con forma de circulo para las capas intermedias y la tapa de abajo.
  • La tapa de abajo es fácil: cogemos el bol semiesférico que utilizaremos como molde (el de 20cm de diámetro) y lo usamos para marcar 2 círculos en alguna de las planchas de bizcocho (uno para la tapa y el otro para elevar un poco la cabeza de R2). Reservamos. 
  • Si quieres poner bizcocho intermedio (opcional) corta otro círculo un poco más pequeño que el de las tapas.
  • Para la semiesfera marqué un círculo unos 4 cm más grande que el del bol (empleé otro más grande que tenía) y después marqué unas lineas como las de la figura de abajo para que luego al poner el bizcocho en el bol, encajara:



  • Una vez hecho más o menos el dibujo sobre la plancha de bizcocho, viene quizá el momento más delicado (mejor hacerlo entre dos). Se trata de encajar el bizcocho dentro del bol, con el centro del dibujo en el centro del bol. Si se te rompe no te des de cabezazos, no te preocupes. Gracias a que untaremos el bizcocho con el almíbar, lo podremos utilizar de "pegamento". A mi me pasó y la verdad es que luego ni se notó.
  • Bueno, una vez colocado el bizcocho dentro del molde, como forrándolo por dentro, se humedece con el almibar.
  • Después procedemos a llenarlo con mousse. Echas un poco, de la de chocolate por ejemplo y le pones el círculo del bizcocho intermedio que habíamos reservado y lo bañas de nuevo con almíbar. 
  • Echas de la otra mousse, la de cereza, hasta el borde (no dejes la de cereza para abajo del todo, que es más blandita) y le pones la primera de las tapas, y la bañas con almíbar. 
  • Podríamos haber acabado aquí, pero no. Con restos del bizcocho hacemos como un dique alrededor de la última tapa que habíamos puesto, para que nos quepa un poco más de mousse de chocolate en su interior y finalmente pones la ultima tapa. La bañas con almíbar y a la nevera!!!
  • En unas horas a desmoldar y decorar. Se desmolda fácil ya verás: le das la vuelta y si no sale, separas con los dedos un poco los bordes.


6. Y por último la decoración:
  • Primero prepararemos el decorado de fondant para tenerlo listo después. En internet hay muchas imágenes de R2, yo intenté ser lo más fiel que pude. Reservamos. 
  • Vamos a la cobertura de chocolate blanco. Lo derrites como quieras: cazo, microondas o baño maría. Cuando esté bien líquido (sin llegar a quemarse) lo echas por encima de la semiesfera. Empieza despacito y por el punto más alto (al estar frío solidificará pronto así que no puedes parar) y ve avanzando hacia el exterior como haciendo círculos y hasta que esté todo el pastel bien cubierto. Si lo haces con maña no hace falta corregirlo, como mucho alguna zona inferior, con un cuchillo romo.
  • Yo metí el pastel unos minutos a la nevera. El caso es que antes de poner el fondant tiene que haber endurecido un poco el chocolate blanco, pero no del todo, porque si no, el fondant no se pega. 
  • Cuando esté listo, decoramos con el fondant y a la nevera. Recordad que para pegar fondant sobre fondant basta con humedecer la base un pelín con un pincel (o con el dedo con cuidado).
  • ¡Trabajo terminado!

Otras ideas

  • Con los restos yo rellené unos moldes de flanes como si fueran minitartas: hice un coulis de cerezas que puse en el fondo, rellené con la mousse que sobró y puse la tapa de bizcocho con la medida de los moldecitos y congelé. ÑAM, ÑAM...
  • El origen del R2D2 está en este balón de baloncesto. Antes del R2D2, había probado con esta otra tarta semiesférica del balón de baloncesto. Era un "encarguito" para un cumpleañero ya crecidito (casi dos metros el tiarrón). Quería algo decorado, original, pero que no llevara fondant y que pudiera hacer con las cosas que tenía en casa. Mirando por internet dí con este postre que me pareció muy original y además evitaba que el resultado fuera un mazacote difícil de tragar gracias a la mousse. Cambié un poco la receta, sobretodo la del bizcocho. Básicamente es el mismo del R2D2 pero en lugar de cerezas y ralladura de limón, puse zumo de naranja, un chorrito de ron y ralladura de naranja. Por dentro, mousse de chocolate todo, sin capas de bizcocho. La combinación impresionante. La decoración del balón la hice con chocolate de cobertura con una jeringa de cocina llena con chocolate derretido. Como la superficie está fría, pronto se endurece. Se marcan las líneas de la pelota y se escribe el nombre o lo que quieras. Si te gusta una tarta más naranja, siempre le puedes echar un poco de colorante a la masa del bizcocho mientras lo haces. 





Comentarios

  1. Que pena no haberlo podido catar...

    ResponderEliminar
  2. Lástima q estuvieras tan lejos, te habría gustado

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué chulada!
    Oye, me ha gustado la receta del bizcocho. ¿Se podría hornear toda la masa de golpe? No quiero hacer tandas, simplemente un bizcocho sin relleno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He probado a hacer este bizcocho sin rellenos y bien gordete, bañadico igualmente en almíbar (de cereza o de limón) o sin almíbar y está impresionante de cualquier forma. Usa la mitad de los ingredientes, sino tendrás bizcocho hasta las próximas pascuas. La verdad que te recomiendo que lo pruebes, y si lo haces, nos lo cuentas!!

      Igualmente para hacer la tarta rellena también puedes hacer uno o dos bizcochos gordos e ir cortando como láminas de bizcocho. Es más rápido pero más delicado.
      ¡Un saludo y gracias por comentar!

      Eliminar
  4. ¡Gracias!
    La verdad es que me gustaría hacerlo tal cual se ve en la foto pero tengo un terremotillo que no me va a dejar, jeje.
    Voy a dominar primero el bizcocho y más adelante hago una estrella de la muerte ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una estrella de la muerte!! Cuando la hagas haz el favor de ponernos una foto en el Facebook ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Recetas más visitadas

Calculadora para paella

Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

Judías verdes con olla express

Potitos caseros de fruta con Thermomix

Pan del minuto LCHF