Ir al contenido principal

Queso fresco casero

Un nuevo producto que hemos añadido a nuestra alimentación, el queso fresco casero. No tiene nada que ver, ni en calidad ni en sabor, con el que te venden en las tiendas. Y por un módico precio incluso comprando leche ecológica.

Utilizamos un recipiente de Lekue que nos regalaron los Reyes Magos, con el que es muy cómodo hacerlo. Pero si no os apetece comprarlo se puede hacer igualmente con un colador aunque no quede tan mono.

Ingredientes para 200g de queso fresco

  • 1 litro de leche
  • 100g de kéfir o yogur (se puede reemplazar por un chorrito de vinagre o el zumo de medio limón)
  • Sal

Preparación

1. Ponemos la leche a calentar en un cazo. Con el recipiente de Lekue se puede calentar directamente ahí al microondas, pero como es de plástico, preferimos hacerlo en un cazo de acero inoxidable. Vigilar que no se salga al hervir, ya que nos preparará un buen zafarrancho en la cocina.

2. Cuando ya está a punto de hervir, le añadimos el kéfir o el yogur. Removemos y mantemos a fuego bajo hasta que veamos que se separa el suero de la leche, indicativo de que está cuajando. En lugar de kéfir o yogur podemos echar como ácido el zumo de medio limón o un chorrito de vinagre, pero el sabor y la textura quedan algo diferentes.



3. Retiramos del fuego y dejamos media hora reposar para que se termine de cuajar. Debe quedar totalmente separado el suero (agua amarillenta pero no blanca). Si vemos que no ha separado bien y el líquido es blanco, podemos calentar un poco más la leche con el ácido hasta que cuaje totalmente.



4. Colamos en el recipiente colador de Lekue, o en otro colador, para desechar el suero. Podemos añadirle un poco de sal y los condimentos que nos apetezca.



5. Lo colocamos en la tarrina y lo tapamos para que no coja olores. Dejamos reposar un par de horas en la nevera para que termine de soltar el suero y quede duro.



6. Desmoldamos y listo para degustar.




Conservación

Perfecto en la nevera varios días. Se puede tomar untado en pan, en bocadillo, solo como aperitivo, en ensalada, acompañado de nueces, o como más te apetezca.

Comentarios

Recetas más visitadas

Calculadora para paella

Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

Judías verdes con olla express

Zanahoria rallada con Thermomix

Rancho aragonés