Ir al contenido principal

Espaguetis de calabacín

Gran descubrimiento el de un pequeño artefacto llamado espiralizador, que permite transformar un calabacín, por ejemplo, en una especie de espaguetis. Los hay más o menos sofisticados, con manivela e incluso motor, pero nosotros nos hemos agenciado uno bastante económico con el que se espiraliza bastante bien. Al final, el mecanismo es bien simple, no es más que una especie de rallador circular, en el que no se acaba el recorrido. A lo que íbamos, los espaguetis de calabacín. Está mal plantear este tipo de recetas como alternativa a otras, en este caso, a los tradicionales espaguetis de pasta, porque parece que es una versión desustanciada de la otra. Sin embargo, son muy, pero que muy resultones. Una forma divertida de comer verdura.

En esta ocasión usamos la receta de espaguetis con carne picada, pero igualmente se adaptaría a la de espaguetis con chorizo, carbonara o la que queramos.

Ingredientes (4 raciones)

  • 1500g de calabacín
  • 120g de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 300g de carne picada. Nosotros solemos poner carne de vacuno pero se puede usar la carne que más nos guste. Alguna vez también hemos probado con caballo y estaban muy ricos. Eso sí, a ser posible compramos la carne en la carnicería y que nos la piquen, pues la diferencia con la carne que venden preparada en bandejas es notable.
  • 2 huevos
  • 200g de tomate frito casero
  • Olivas negras de Aragón
  • Aceite de oliva
  • Orégano
  • Pimentón dulce de la Vera
  • Sal
  • Queso parmesano rallado y/o en polvo
  • Trocitos de algún otro queso que nos guste (opcional)

Calculadora de ingredientes

Introduce la cantidad del ingrediente que deseas tomar como referencia y pulsa la tecla enter o calcular.



 



Preparación

1. Primero preparamos los espaguetis de calabacín. Con el espiralizador es sencillo como se ve en la foto. Después de espiralizarlos los ponemos en un escurridor para que suelte parte del agua que tiene el calabacín. Los dejamos ahí mientras preparamos el resto de la receta.



2. Preparamos los huevos duros. Poner en un cazo agua con un poco de sal y vinagre. Cuando se caliente un poquito añadimos los huevos lavados de forma que el agua les cubra. Llevamos a ebullición y mantenemos durante 10-15 minutos. Cuando acabe el tiempo lavar inmediatamente con agua fría los huevos para que se pelen bien después. Cuando se enfríen, quitar la cáscara, cortar en rodajas y reservar. Consulta los trucos de Jarita para la cocción de los huevos aquí.

3. Mientras tanto hacemos el sofrito. Primero cortamos la cebolla bien picada en cubitos muy pequeños. En una cacerola de acero inoxidable echamos el aceite y la cebolla y dejamos pochar a fuego medio.

4. Después añadimos los ajos picaditos y enseguida la carne. Aderezamos con orégano, pimentón dulce al gusto (acepta bastante, nosotros echamos una cucharada) y sal. Dejamos que se sofría todo bien. Si optamos por usar tomate natural triturado lo ponemos para que se sofría junto a la carne, una vez ésta ya se haya rehogado. Si usamos tomate frito lo añadiremos casi al final junto con las olivas negras. La cantidad de olivas negras al gusto de cada uno, pero que sean de las buenas, no de las de lata que parecen plastiquete.

5. Cuando esté listo el sofrito lo sacamos a la fuente en la que vayamos a hornearlos, mejor que sea grande para que queden más macarrones con gratinado por encima, que es lo mejor (ha habido guerras que han empezado por disputarse los macarrones de arriba). Reservamos.

6. Por último, queda "cocer" los espaguetis de calabacín una vez escurridos. Hay quien los usa en crudo, sobre todo si después van a ir al horno, pero quedan mejor un poco pasados por la sartén, el wok o la cacerola. Echar un poco de aceite, salpimentar y saltear sin que lleguen a soltar el agua que les queda.

7. Los echamos en la fuente junto con el sofrito, mezclar bien. Ponemos por encima el huevo duro cortado en rodajas y el queso, abundante. A parte del parmesano en polvo y/o rallado, podemos añadirle trocitos de algún otro queso que nos guste... le dará un toque personal y seguro que os gustan mucho más. Incluso algún pegote de mantequilla le queda muy bien.

8. Poner a gratinar en la parte alta del horno, previamente precalentado, durante unos 5 minutos, vigilando para que no se nos queme.


Conservación

No se conservan mal, pero tienden a soltar más agua, así que mejor recién hechos.

Comentarios

Recetas más visitadas

Calculadora para paella

Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

Judías verdes con olla express

Zanahoria rallada con Thermomix

Rancho aragonés