Ir al contenido principal

Potitos caseros de fruta con Thermomix

Con la Thermomix es muy fácil hacer potitos de frutas a la hora de la merienda o cuando nos apetezcan. Nosotros no somos muy partidarios de darles toda la comida triturada, preferimos que aprendan a comer directamente las frutas a bocados y saboreen por separado el sabor de cada fruta (método Baby-Led Weaning). Aún así, y aunque no a diario, de vez en cuando nos gusta hacerles alguna papilla... ¡les encantan!

Las haremos, a ser posible, justo antes de consumirlas para que no pierdan vitaminas. Pero si nos sobra algo lo podemos guardar en el frigorífico para el día siguiente y estará todavía en buen estado. En cualquier caso hacerlos caseros nos permite consumir potitos sin conservantes añadidos.

Otra ventaja de hacerlos caseros es que podemos elegir la fruta que nosotros queremos. No hace falta decir que lo mejor es usar fruta de temporada y, a ser posible, de cultivo ecológico. Sólo hay que tener en cuenta que recomiendan que la fresa y el melocotón (junto con sus derivados como pavías, albaricoques,...) sean de los últimos en introducirse ya que son los que potencialmente pueden producir más alergias. Mejor esperar hasta que tengan 1 año de edad. Debe ser fruta madura, que es más dulce, y en ningún caso añadirle azúcar. Los niños no están acostumbrados por naturaleza a tomar alimentos endulzados con azúcar u otros edulcorantes y cuanto más tiempo los mantengamos así mucho mejor para su salud. Es importante lavar bien la fruta e incluso pelarla si no son frutas de cultivo ecológico para evitar los tóxicos, tan perjudiciales para todos pero en especial para los pequeños de la casa. Y si son de cultivo ecológico, también las lavamos, no sea que se haya hecho pipí o popó algún lindo pajarillo encima.

El resto de los ingredientes que utilizamos para esta receta son para niños de 1 año en adelante que ya comen de todo. Si son más pequeñitos habrá que adaptar para no poner gluten, yogures,... según las recomendaciones de vuestro pediatra y/o el criterio que siga cada uno con sus hijos.

Ingredientes (para 3 potitos de 150g)

  • 80g de zumo de mandarinas o naranjas
  • 150g de plátano maduro
  • 80g de peras
  • 125g de manzanas
  • 5g de cereales comerciales en polvo con o sin gluten (opcional)
  • 15g de galletas marías (2 unidades)
  • 15g de avena (opcional)
  • 120g de yogur (opcional)

Calculadora de ingredientes

Introduce la cantidad del ingrediente que deseas tomar como referencia y pulsa la tecla enter o calcular.






Preparación

  1. Las naranjas o mandarinas se pueden pelar (quitando bien toda la parte blanca) y echar en cuartos, quitando también todas las pepitas. O bien hacer zumo y echar el zumo al vaso. Si se echa entera el sabor del potito es un poco más amargo. Personalmente me gusta más echar el zumo. Si lo hacemos con zumo se puede dejar un ratito a remojo la avena en el zumo para que se hidrate y quede más suave la papilla.
  2. Lavar y pelar el resto de las frutas. Ya hemos dicho que debe ser fruta madura que es más dulce y que es importante lavar y pelar si no son frutas de cultivo ecológico. En la receta ponemos manzana y pera pero se puede hacer con cualquier otra fruta de temporada. El plátano y la naranja son frutas que podemos encontrar todo el año. El plátano les gusta mucho a los niños y da mucho dulzor a la papilla. El zumo de un cítrico tampoco debería faltar. 
  3. Poner todos los ingredientes en el vaso de la Thermomix e introducir después el cestillo vacío. Esto lo hacemos porque al ser poca cantidad de frutas, con el cestillo, no se suben para arriba y se trituran mejor. 
  4. Tapar y triturar 10 segundos en velocidad 5. Bajar con la espátula lo que quede por las paredes.
  5. A continuación programar 3 minutos, 50º, velocidad 3 y medio. La temperatura es para que el sabor se parezca más al de los potitos comerciales pero se puede suprimir este paso, a nosotros personalmente nos gusta más sin temperatura.
  6. Retirar ahora el cestillo, bajar con la espátula los restos de las paredes. Añadir el yogur y volver a introducir el cestillo. Programar 1 minuto en velocidad 5 y 1 minuto en velocidad 9. Retirar el cestillo, bajar lo que ha quedado por las paredes y por el cestillo con la espátula. Volver a triturar otro minuto a velocidad máxima ahora sin el cestillo.

Notas

Según las pautas actuales de la OMS (Organización Mundial de la Salud), la introducción de alimentación complementaria a la leche en los bebés no debe hacerse antes de los 6 meses. No tiene sentido dar ni siquiera zumos antes de esa edad ya que sus necesidades alimenticias están totalmente cubiertas con la leche, tanto si es materna como si es de fórmula.

Contrariamente a lo que se pensaba hace unos años, antes de los 6 meses su aparato digestivo no está lo suficientemente maduro como para tolerar y absorber otro tipo de alimento. Si no respetamos este grado de maduración de su delicado organismo y lo forzamos a tomar otros alimentos no adecuados a su edad, a parte de interferir negativamente en la lactancia, podría sobrecargar su riñón aún inmaduro (con sales y productos de desecho), además de favorecer la aparición de alergias e intolerancias alimentarias.


Comentarios

Recetas más visitadas

Calculadora para paella

Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

Judías verdes con olla express

Pan de leche de Dan Lepard (pan de molde fácil)