Ir al contenido principal

Puré amarillo con Thermomix

Algunas noches les doy a los peques un primer plato de puré. He probado varios y este es bastante completo, suavecito y les gusta mucho, así que lo comparto en nuestro blog para que lo aprovechéis vosotros también. Mi hijo le llama cariñosamente "el puré amarillo". Y aunque es una receta para peques... al resto de la familia también le gustará ;-)

A veces utilizo como ingrediente adicional la quinoa ya que es un alimento muy completo al poseer los ocho aminoácidos esenciales para el ser humano y además es de fácil digestión. Os recomendamos comprar las que indica en el paquete que simplemente hay que cocerla porque en otro caso hay que tener la precaución de lavarla muy bien cambiando varias veces el agua y tenerla a remojo una hora. Incluso mejor si la hervimos hasta que vemos que suelta como unos anillitos. La quinoa posee saponinas, sustancias tóxicas para los animales y seres humanos con propiedades parecidas a las del jabón. Si no hacemos bien el lavado tendrá un sabor algo amargo que nos estropeará el puré aparte de la posible toxicidad. Más información aquí.

En cuanto al mijo es un antiguo cereal considerado como un poderoso alimento sagrado y terapéutico por la Medicina Tradicional China. Se consume habitualmente en Oriente y es el único cereal alcalinizante, además de ser un gran remineralizante. No contiene gluten, es rico en fibra, es una buena fuente de magnesio y fósforo,  y además contiene vitaminas del grupo B, ácidos grasos, hierro, zinc, yodo y vitamina E. Al igual que la quinoa por sí mismo tiene poco sabor.

Si tenemos restos de leches vegetales también podemos aprovechar para echarlos al puré. En nuestro caso son los restos más fibrosos de avellanas, almendras, avena y coco. Dan cuerpo y alguna vitamina al puré sin cambiar mucho el sabor final. Eso sí, os aconsejo echarlos cuando pongo en la receta porque si no, no van a quedar bien triturados y pueden notarse.

El perejil fresco me gusta mucho echarlo a las comidas, sobre todo a las de los niños, porque es un alimento nutricionalmente muy valioso. Es una de las fuentes más abundantes de vitamina C, calcio, hierro y vitamina A que existen además de tener efecto antioxidante y digestivo. Lo ideal es que sea muy fresco, nosotros tenemos una planta en casa y es de fácil cuidado. En cualquier caso, si no queréis tenerlo plantado, para conservarlo hay varias opciones. En el frigorífico se coloca en un recipiente de cristal con agua, se tapa y se cambia el agua a diario. Para congelarlo se pica bien con una tijera y se mete en una bolsa de plástico. Como queda bastante suelto se puede ir sacando la cantidad que vayamos necesitando y sin descongelar se puede utilizar para cocinar.

Ingredientes (para unas 8 raciones infantiles)

  • 120g de cebolla y/o puerro (se puede poner un poco de cada)
  • 1 diente de ajo
  • 150g de zanahoria
  • 450g de calabacín o calabaza naranja
  • 150g de patata (se puede sustituir por los 100g de quinoa y/o mijo cocidos, 25g en seco)
  • 400g de agua aproximadamente. Si es en la Thermomix llenaremos hasta que llegue a 2 litros en el vaso con todos los ingredientes ya dentro del vaso. La cantidad de agua varía mucho según los ingredientes que echemos así que lo mejor es no pasarnos con el agua para no tirar vitaminas y minerales que se quedan ahí en la cocción y ajustar después de triturar la primera vez.
  • Unas ramitas de perejil fresco (también sirve el perejil seco)
  • Sal (poquita si es para los peques)
  • 30g de aceite de oliva virgen extra
  • Un chorrito de leche o nata (opcional pero hace que emulsione el puré)
  • Cúrcuma y una pizca de pimienta negra recién molida

Otros ingredientes opcionales a añadir si nos gustan o para ir variando cuando nos apetezca. Ojo que el puré está calculado con las cantidades de arriba, sin incluir estos ingredientes adicionales. Si los añadimos tendremos que ajustar para que no quede demasiado espeso:
  • 30g de avena
  • 100g de verduras:
    • col de hoja rizada, lisa, o incluso coliflor
    • acelgas
    • algunas hojas verdes de las borrarjas, que las podemos guardar y congelar. Muy ricas en hierro y zinc. Dará un color más verdoso al puré y un sabor un poco más fuerte, a verde.
  • 100g de quinoa y/o mijo cocidos (en seco son unos 25g)
  • 100g de restos de leches vegetales

Calculadora de ingredientes

Introduce la cantidad del ingrediente que deseas tomar como referencia y pulsa la tecla enter o calcular.






Preparación con Thermomix

  1.  Si no compramos la quinoa lista sólo para lavar y hervir unos 20 minutos o lo que indique el paquete, hay que empezar por el proceso de limpieza de la quinoa, que es un poquito laborioso y lleva un ratito. Lo tenéis explicado en esta otra entrada del blog. En otro caso, lo dicho, la lavaremos bien junto con el mijo y los añadiremos con el resto de verduras en la cocción.
  2. Pelar y lavar bien todas las verduras. Cortarlas en trozos grandes.
  3. Echar en el vaso de la Thermomix la cebolla. la zanahoria y el ajo. Triturar 4 segundos velocidad 4. 
  4. Añadir el resto de los ingredientes: el agua, el calabacín o calabaza y opcionalmente la patata, la col, las hojas de borraja, la avena, el mijo y la quinoa ya lavados y escurridos. Todo sin pasarnos de los 2 litros que marca en el vaso de la Thermomix. Por último, un poquito de sal sin pasarnos, ya que a los niños no conviene darles mucha. Nosotros la compramos marina en tiendas de comida ecológica, que no lleva antiapelmazantes y lleva el yodo natural del agua del mar.
  5. Programar 20 minutos, temperatura 100 y velocidad 1.
  6. Cuando termine el tiempo dejar enfriar un poco. Añadir el aceite en crudo. la leche o nata, el perejil, la cúrcuma y la pimienta negra. Triturar 1 minuto a velocidad 9-10. Si lo tenemos que triturar en caliente porque tenemos prisa, cuidado con no pasar de velocidad 7 o sujetar bien el cubilete, ya que si salta nos podemos quemar. Si se quiere más o menos triturado ajustar el tiempo y la velocidad al gusto de cada uno. Si ha quedado muy espeso, rectificar añadiendo un poco de agua y remover de nuevo para que se mezcle bien. Si ha quedado un poco líquido, se puede añadir un poquito de harina de maíz pero no queda tan rico. En caso de tener que hacerlo mezclaremos a velocidad 3 y después programar 5 minutos a temperatura 90, velocidad 1.

Preparación sin Thermomix

  1. Si no compramos la quinoa lista sólo para lavar y hervir unos 20 minutos o lo que indique el paquete, hay que empezar por el proceso de limpieza de la quinoa, que es un poquito laborioso y lleva un ratito. Lo tenéis explicado en esta otra entrada del blog. En otro caso, lo dicho, la lavaremos bien junto con el mijo y los añadiremos con el resto de verduras en la cocción.
    • Pelar y lavar bien todas las verduras. Cortarlas en trozos grandes.
    • Poner en la olla express todos los ingredientes y 2 vasos de agua. Si ponemos quinoa ni mijo se echa un poco más de agua. Ponemos el fuego al máximo y cuando suba la presión apagamos el fuego y con el calor remanente de la vitrocerámica se terminarán de cocer. Según si tenemos inducción y el tipo de olla express calcularemos el tiempo. No necesitan mucha cocción. 
    • Cuando se pueda abrir la olla express añadimos el aceite en crudo, la leche o nata, el perejil si es seco, la cúrcuma y la pimienta negra molida. Trituramos, bien con la Thermomix o bien con una batidora. Si hace falta añadiremos más agua.


    Conservación del puré

    Perfecto en la nevera pero hay que tener una especial precaución con las verduras ya preparadas y conservadas en la nevera, dado que el riesgo de metahemoglobinemia aumenta con el tiempo de conservación y cuando éstas superan las 48 horas en el frigorífico, puede incrementarse la formación de nitritos.

    Se pueden congelar en botecitos de cristal como los potitos teniendo la precaución de dejar libre al menos dos dedos por arriba porque al congelarse aumenta el volumen y podría rajarse el cristal si está muy lleno el bote. Para que no queden grumos al descongelar, aunque dicen que lo mejor es descongelar lentamente y terminar al baño maría porque los cambios bruscos de temperatura no son buenos, a mi como mejor me quedan es si las saco del congelador y los meto directamente al microondas. Los pongo un minuto a máxima temperatura y los saco para remover enérgicamente con una cuchara hasta que quede todo homogéneo. Los pongo otro minuto y lo mismo, hasta que estén bien uniformes. Cuidado que si te pasas de minutos seguidos sin remover se sale.


    Comentarios

    Recetas más visitadas

    Calculadora para paella

    Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

    Judías verdes con olla express

    Potitos caseros de fruta con Thermomix

    Azúcar glass con Thermomix