Ir al contenido principal

Sorbete de fresas con Thermomix

Es una variante primaveral lúdico-festiva del sorbete de mandarina invernal que ya os enseñamos ha hacer en nuestro blog.

Si tienes la Thermomix, la cosa es fácil, ya que con ella no tiene ningún misterio hacer estos refrescantes sorbetes. En su defecto, puedes utilizar una buena trituradora del mismo acero que la espada de Conan (si no, no vale). Quedarás de cine con tus invitados si lo pones como postre después de una buena comilona.



Ingredientes (7 personas)

  • 800g de fresas o fresones congeladas/os
  • 120g de azúcar
  • 1 naranja exprimida en zumo
  • 80g de agua
  • 10 cubitos de hielo (de agua)

Calculadora de ingredientes

Introduce la cantidad del ingrediente que deseas tomar como referencia y pulsa la tecla enter o calcular.





Preparación


1. Primero hay que dejar congeladas las fresas un par de días antes. Lavar las fresas, quitar los rabitos verdes y cortarlas por la mitad. Se colocan en una bandeja y se tapan con film transparente. Puedes poner varias capas separadas con film para que los trozos de fresa queden más o menos sueltos. Introduce al congelador. Una vez congelados ya los puedes pasar a una bolsa de plástico y guardarlos de nuevo en el congelador.

2. Si no tienes azúcar glass ya preparado, poner el azúcar en el vaso y pulverizar 1 minuto en velocidad 5-10 progresivo. Asegurarse de que queda el azúcar bien pulverizado para no encontrar granitos en el sorbete.

3. Añadir el zumo de naranja, las fresas congeladas, el agua y los cubitos de hielo. Programar 3 minutos a velocidad 5-10 progresivo. Usa la espátula para ayudar en la trituración, porque al principio se forma una burbuja de aire y le costará remover la mezcla. Pero cuidado no bajar hasta las cuchillas la espátula para que no se triture.


Conservación

Hay que consumirlo recién hecho. No, no se puede guardar porque se el sorbete resultante es una mezcla homogénea que se heterogeneiza con el transcurrir del tiempo. Vamos, que se desliga, por decirlo de alguna manera.


Variantes

Podemos cambiar las fresas por otras frutas que nos apetezcan y quedará igual de rico el sorbete. Nosotros hemos probado tanto el sorbete con piña como con melón (no juntos, nos referimos a dos opciones de sorbete). Eso sí, en lugar el zumo de una naranja, le echaremos el zumo de un limón, que les pega más a ambos.

Comentarios

  1. ¿La espada de Conan? Excalibur no vale??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, sería cuestión de probarlo :). Pero es que los cimmerios conocían el secreto del acero...

      Eliminar

Publicar un comentario

Recetas más visitadas

Calculadora para paella

Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

Judías verdes con olla express

Potitos caseros de fruta con Thermomix

Pan del minuto LCHF