Ir al contenido principal

Revuelto de espárragos verdes, champiñones y jamón

Tampoco hay que comerse mucho la cabeza para solucionar una cena. Unos espárragos verdes olvidados por la nevera, unos champis, cariño a la hora de saltearlo y poco más dan como resultado un revuelto de lo más aparente.

Además, permite un poco de experimentación. Mucho se ha hablado sobre el punto exacto de cocción de los revueltos. Es más, creo que debe haber algún tratado sobre ello... Nada de añadir los huevos con el fuego a tope. El revuelto debe hacerse a fuego medio-bajo y retirar del fuego justo cuando deje de estar babosete, pero todavía blandito, y de ahí al plato y a formar el bolo alimenticio. Si alguien os dice que el revuelto le gusta muy hecho... no tiene ni idea. Pero para qué discutir, sacáis de la sartén las raciones gourmet en su punto y dejáis que se seque el resto en la sartén para los no iniciados en las altas esferas gastronómicas.

Ingredientes (3 personas)

Las cantidades exactas dependen de los gustos personales y de lo que tengas en la nevera...

  • 10 espárragos verdes 
  • 2 dientes de ajo
  • 3 champiñones de tamaño mediano
  • 3 filetes de jamón serrano
  • 3 huevos
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación

1. Limpiar los espárragos verdes. La parte baja suele estar bastante dura, así que hay que limpiarlos bien si no queremos estropear el resultado final. Cortar y desechar la parte más baja, sobre todo si está blanca. Del resto del espárrago, de la mitad para abajo, quitar con un pelador las capas externas que son las más duras. En la parte alta no hace falta pelar, pues es lo más tierno. Nos ha de quedar como en la foto.
Lo que viene a ser un espárrago verde, que no triguero, limpio y listo para cocinar

2. Lavar y cortar los espárragos en trozos de unos 3 cm retirando los trocitos de las partes más bajas que todavía estarán algo duritas. Esos trozos se pueden guardar congelados para añadir en algún caldo de verduras.

3. Pelar y picar los ajos. Poner un poquito de aceite en la sartén y echar los ajos picados. Mantener a fuego medio-alto y añadir los trocitos de espárrago. Mantener unos 10 minutos al fuego hasta que se empiecen a poner blanditos los espárragos y sin llegar a quemar los ajos.

4. A continuación añadimos los champiñones lavados y laminados. Mantenemos todo al fuego medio- alto durante otros 5 minutos hasta que estén hechos los champiñones. Salpimentar.

5. Trocear los filetes de jamón y sofreír durante 1 minuto aproximadamente junto con las verduras. Si en lugar de filetes son taquitos de jamón, los tendremos un poquito más sofriendo.

6. Bajar el fuego un poco y añadir los huevos batidos, a fuego medio-bajo. Remover un poco mientras cuajan. No dejaremos que se hagan mucho para que quede más jugoso el revuelto. Realmente, el punto exacto es el momento en que deja de estar babosete el huevo.

¿Pide pan a gritos o no?

Comentarios

  1. Delicioso y un plato ideal para una cena que no sea demasiado pesada... me parece que hoy me toca esto!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Recetas más visitadas

Calculadora para paella

Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

Potitos caseros de fruta con Thermomix

Judías verdes con olla express

Pan de leche de Dan Lepard (pan de molde fácil)