Ir al contenido principal

Revuelto de gulas y gambas

Cena rápida para emergencias, lo que no quita  para que se trate de un plato de lo más resultón.

Las gulas son un sucedáneo de las angulas elaborado con surimi, palabra japonesa que alude a una mezcla picada de músculo de pescado blanco (abadejo de Alaska, bacalao, merluza, platija, caballa). Dicen que su sabor es muy parecido al de la angula, aunque por este blog no hemos tenido ocasión de comprobar las diferencias entre ambas ;-)


Ingredientes (3-4 personas)

  • 250g de gulas
  • 3 huevos
  • 2 dientes de ajo
  • 50g de gambas peladas (opcional)
  • Guindilla (opcional)
  • Pimentón dulce y/o picante
  • Aceite de oliva

Preparación

1. Si son gulas congeladas, descongelarlas previamente. Lo mismo con las gambas si optamos por usarlas.

2. Pelar y picar los ajos. Poner un poquito de aceite en la sartén y echar los ajos picados. Mantener a fuego medio-alto hasta que se empiecen a dorar, sin llegar a quemarse. Si optamos por echar guindilla, trocearla y sofreírla con los ajos. A las gulas les van muy bien los picantes, sobre todo la guindilla, pero es opcional para los que no les gusten.

3. Si lo queremos con gambas, las añadimos ahora. Sofreír un poquito con los ajos a fuego medio.

4. Cuando las gambas estén a medio hacer, añadir las gulas descongeladas y mantener a fuego medio-alto durante unos 5 minutos, removiendo de vez en cuando, para que cojan el sabor de los ajos y se sofrían. Añadir un poco de pimentón al gusto.

5. Batir los huevos.

6. Bajar el fuego un poco y añadir los huevos. Remover un poco mientras cuajan. No dejar que se hagan mucho para que quede más jugoso.



Versión con gambas



Comentarios

Recetas más visitadas

Calculadora para paella

Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

Judías verdes con olla express

Potitos caseros de fruta con Thermomix

Azúcar glass con Thermomix