Ir al contenido principal

Limpieza de la quinoa

La quinoa es una semilla originaria de los andes peruanos. Aunque es una semilla puede consumirse como un cereal por lo que se la denomina pseudocereal. Contiene hidratos complejos, ácidos grasos insaturados (omega 3 y omega 6) y proteínas completas al poseer los ocho aminoácidos esenciales para el ser humano. Las proteínas completas son poco comunes en el mundo de los vegetales, por lo que la quinoa es un alimento excelente para los vegetarianos y los veganos, o para cualquier persona en busca de la fuente de proteína saludable. En cuanto a micronutrientes destaca el contenido en potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc entre los minerales, mientras que también ofrece vitaminas del complejo B en cantidades apreciables y vitamina E con función antioxidante. No contiene gluten y es rica en fibra, por lo que es digerida lentamente y tiene un índice glucémico bajo. Utilizada regularmente en la dieta, la quinoa ayuda a mantener sano el tracto intestinal y controlar los niveles de colesterol.

A la hora de comprarla venden una prelavada que simplemente hay lavar bien frotando con los dedos y cocer. Pero si no indica eso en el paquete hay que tener la precaución de limpiarla muy bien con el proceso que os explicamos en esta entrada, que es un poquito laborioso y lleva un ratito. Esto es porque la quinoa posee saponinas, sustancias tóxicas para los animales y seres humanos con propiedades parecidas a las del jabón. Si no hacemos bien el lavado tendrá un sabor algo amargo que nos estropeará la comida que estemos preparando aparte de la posible toxicidad. Si queréis más información podéis encontrarla aquí.

La quinoa puede combinarse tanto con dulce como con salado, ya que no tiene casi sabor. Nos gusta mezclarla con el mijo que tampoco tiene sabor y así entre los dos son un alimento más completo. En cuanto al mijo es un antiguo cereal considerado como un poderoso alimento sagrado y terapéutico por la Medicina Tradicional China. Se consume habitualmente en Oriente y es el único cereal alcalinizante, además de ser un gran remineralizante. No contiene gluten, es rico en fibra, es una buena fuente de magnesio y fósforo,  y además contiene vitaminas del grupo B, ácidos grasos, hierro, zinc, yodo y vitamina E.
Mijo en seco

Ambos, quinoa y mijo, se pueden tomar en caliente o en frío y combinar con verduras, en puré (sustituyendo a la patata queda un puré muy rico), en ensaladas, en sopa, en tortilla, en leche vegetal... Incluso últimamente lo hemos probado sustituto de una parte del arroz en las lentejas y en el arroz a la cubana y nos ha gustado el resultado.

Si compramos quinoa prelavada, podemos lavar y cocer ambos juntos para mayor comodidad, pues sus tiempos de cocción son muy similares.


Proceso de limpieza de la quinoa (si compramos de la que viene limpia):

  • Poner la quinoa en un colador y lavar bien frotando con los dedos para eliminar la saponina que pueda quedar. 
  • Poner en agua limpia y sal a hervir y mantener durante 15-20 minutos la cocción. Es lo que tarda en reventar el grano. Veremos que se sueltan los anillitos que tiene en medio. 
  • Escurrir la quinoa.
  • Ahora ya la tenemos lista para el consumo o para cocinar otras recetas.

Aspecto de la quinoa una vez cocida.

Proceso de limpieza de la quinoa (de la que no viene prelavada):

  • Poner la quinoa en un colador y lavar bien. 
  • Después dejarla a remojo en el mismo colador sobre un bol con agua. 
  • Remover y repetir el proceso de lavado y remojo 3 o 4 veces desechando el agua. 
  • Después mantenemos a remojo durante una hora sin remover. 
  • Volver a lavar desechando el agua. 
  • Colocar abundante agua sin sal a hervir en dos cuencos similares y cuando comienzan a hervir introducir la quinoa en uno de ellos 5 minutos, colarla tirando el agua y volver a colocarla en el agua hirviendo del otro recipiente durante 15 minutos que es lo que tarda en reventar el grano. Veremos que se sueltan los anillitos que tiene en medio. 
  • Dejar reposar unos minutos absorbiendo agua y colar. 
  • Ahora ya la tenemos lista para el consumo o para cocinar otras recetas.

Conservación

Perfecta en la nevera. Se puede guardar varios días para añadirla a ensaladas, purés, legumbre, sopa, tortillas,,...

Comentarios

Recetas más visitadas

Calculadora para paella

Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

Judías verdes con olla express

Azúcar glass con Thermomix

Potitos caseros de fruta con Thermomix