Ir al contenido principal

Guisantes de regimiento (que no de régimen) con Thermomix

Otra receta con la que poder hacer cantidades industriales como para alimentar a un regimiento, sin florituras y al grano. En otras palabras, cocina de infantería. En esta ocasión presentamos la receta para hacer con la Thermomix, aunque es fácilmente adaptable a la perola tradicional. Si optamos por esto último, habrá que estar pendiente del sofrito.





Ingredientes (para 4 raciones)

  • 600 g de guisantes (normalmente usamos congelado, no hace falta descongelar)
  • 1 cebolla pequeña (120 g)
  • 1 zanahoria grande (opcional, 50 g)
  • 1 diente de ajo
  • 60 g de tomate natural, o triturado en conserva
  • 30 g de tomate frito
  • 30 g de chorizo
  • 30 g de jamón a taquitos o tiras pequeñas
  • 1 huevo (opcional si queremos darle más sustancia)
  • 1 patata mediana (100 g, opcional si queremos guarnición)
  • 40 g de agua
  • 40 g de vino blanco
  • 30 g de aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Calculadora de ingredientes

Introduce la cantidad del ingrediente que deseas tomar como referencia y pulsa la tecla enter o calcular.






Preparación

Con Thermomix:
  1. Cortamos el chorizo y el jamón, bien a mano o bien con la Thermomix y reservamos. 
  2. Echamos al vaso la cebolla, la zanahoria, el ajo, el aceite y el tomate natural. Troceamos 6 segundos a velocidad 5 (puede variar si cambiamos las cantidades). Bajar con la espátula y programar 8 minutos, temperatura varoma, velocidad 1. 
  3. Dos opciones. Si queremos los trozos del sofrito más pequeños para no notarlos, triturar el sofrito 15 segundos a velocidad 7. Si no, saltar directamente al siguiente paso.
  4. Añadimos choricillo, jamón y el tomate frito. Sofreímos otros 5 minutos, varoma, velocidad 1.
  5. Ponemos la mariposa, echamos el agua, el vino, la sal y los guisantes,. Seleccionamos 15 minutos, temperatura 100º, velocidad 1.
  6. Batimos los huevos y los añadimos. Programamos otros 2 minutos a temperatura 100º y velocidad 1. Añadir huevo es opcional, pero queda un plato mucho más contundente.
Opcional: si queremos preparar una guarnición, podemos cortar a taquitos un par de patatas y freírlas sen sartén o bien ponerlas al microondas embadurnadas con un poco de aceite y sal durante 3 minutos (depende del tamaño y cantidad de taquitos) a temperatura máxima. También están ricos con picatostes.


Con cacerola, modo tradicional:
  1. Cortamos el chorizo y el jamón y reservamos. 
  2. Echamos a una sartén o a un cazo la cebolla cortada finita y el aceite. Sofreímos un poco a fuego bajo y cuando ya empiece a estar blandita añadimos la zanahoria (opcional en este caso, ya que es difícil cortarla pequeñita a mano). Un poco después el ajo picado. Podemos añadir un poco de tomate natural triturado y sofreírlo un poco.
  3. Añadimos choricillo, jamón y el tomate frito al sofrito y lo terminamos.
  4. Por otro lado cocemos los guisantes en una cacerola con un poco de agua y sal durante unos 10 minutos. 
  5. Cuando termine el tiempo escurrimos los guisantes, volvemos a echarlos a la cacerola y le añadimos el sofrito. Le damos un par de vueltas a fuego medio.
  6. Batimos los huevos y los añadimos. Dejamos que cuajen y listo. Añadir huevo es opcional, pero queda un plato mucho más contundente.
  7. También podemos hacer las patatas fritas como hemos dicho antes.



Conservación

Perfecta en la nevera si no incluimos la patata.

Comentarios

Recetas más visitadas

Calculadora para paella

Medidas para las cápsulas Dolce Gusto

Judías verdes con olla express

Potitos caseros de fruta con Thermomix

Pan del minuto LCHF